domingo, 8 de marzo de 2009

Corporatocracia S.L.

El suplemento "Negocios" de EL PAÍS de hoy me sorprende incluyendo entre su habitual selección de textos y documentos una amplia información sobre un libro que ni es una novedad editorial (editado originalmente en 2004, en 2005 es publicado en España por la editorial Urano) ni, sobre todo, encaja demasiado bien en lo que las páginas salmón acostumbran a recoger. El libro en cuestión se titula Confesiones de un gangster económico y a lo largo de sus 348 paginas su autor, John Perkins, desvela su actividad durante una decena de años en funciones de Economic Hit Man, o "gángster económico". ¿Quiénes son estos personajes? El propio Perkins lo describe así al comienzo del libro:

"Son profesionales generosamente pagados que estafan billones de dólares a países de todo el mundo. Canalizan el dinero del Banco Mundial, de la Agencia Internacional para el Desarrollo y de otras organizaciones internacionales de ayuda hacia las arcas de las grandes corporaciones y los bolsillos del puñado de familias ricas que controla los recursos naturales del planeta. Entre sus instrumentos figuran los dictámenes financieros fraudulentos, las elecciones amañadas, los sobornos, las extorsiones, las trampas sexuales y el asesinato. Este juego es tan antiguo como los imperios, pero adquiere nuevas y terroríficas dimensiones en nuestra era de la globalización".

En su reseña de hoy para EL PAÍS el periodista Borja Vilaseca nos informa de la existencia de un documental basado en el libro de Perkins titulado Zeitgeist Addendum, de Peter Joseph, que puede verse con subtítulos en castellano en la dirección:

http://www.zeitgeistmovie.com/add_spanish.htm


Leyendo la reseña de hoy he recordado otro libro igualmente recomendable. Se trata de La corporación, de Joel Bakan, publicado en España por la editorial Robinbook en 2006, y a partir del cual también se ha rodado un excelente documental: The Corporation, de Mark Achbar y Jennifer Abbot (2003), distribuido por la FNAC, y que puede verse en:

http://video.google.es/videoplay?docid=-9007907615315517199

Ambos libros comparten una misma preocupación: la de que las grandes corporaciones empresariales estén a punto de independizarse, si no lo han hecho ya, de cualquier forma de control democrático sobre sus actividades. Rememorando la fallida conspiración contra Roosevelt y su New Deal, impulsada por un grupo de eminentes banqueros en 1934 con el objetivo de llevar al poder a un dictador de ideología fascista (kontuz, Obama), Bakan escribe lo siguiente:

"Hoy, setenta años después del golpe frustrado, una minoría bien organizada amnaza una vez más a la democracia. La paciente y duradera campaña orquestada desde la Noreamérica corporativa para hacerse con el control del Gobierno, y que ha venido desarrollándose durante las últimas décadas, mucho más silenciosa y más efectiva en última instancia que las torpes intentonas de aquellos conspiradores, está empezando a dar frutos. Sin derramamientos de sangre, sin ejércitos, sin fascistas del ala dura, y empleando dólares en lugar de balas, las grandes corporaciones se aprestan a conseguir lo que aquellos conspiradores tanto ansiaban: su liberación definitiva de las ataduras del control democrático".

Estremecedor. La Gomorra de Saviano, pero a una escala global. Otro día seguiremos con esto y hablaremos de los análisis de Krugman sobre la nueva lucha de clases en Estados Unidos, de la teoría de Naomi Klein sobre el nuevo capitalismo de la destrucción o sobre la novela La conjura contra América de Roth.

4 comentarios:

FÍGARO dijo...

Mucho me temo que aún vivimos en la España de "La escopeta nacional" y que las grandísimas obras de infraestructura y super-contratos hipermillonarios, se siguen cerrando en monterias de La Mancha o Sierra Morena, o en el Palco del Real Madrid durante los descansos de los partidos. En nuestra pequeña aldea, los Batzokis, el palco de San Mamés y Sabin Etxea, han sustituido lo que en otros tiempos pudo ser el "Bar inglés" de la Bilbaina. Confío en que la Lehendakaritza en manos del PSE no sea un mero cambio de actores, y si un profundo cambio de forma de hacer las cosas

pablo dijo...

En la misma linea de esos libros te recomiendo eches un vistazo a uno de DAVID ROTHKOPF titulado " El club de los elegidos.De como la élite mundial gobierna el mundo".

Te adjunto unos cuantos datos recogidos en ese libro. Para mi, escalofriantes.

-Desigualdad. La fortuna de las 1.000 personas más ricas del planeta –los archimillonarios- es el doble del ingreso de los 2.500 millones de personas más pobres. Y sin embargo, como dijo en su día John Lehman, ex secretario de Marina de EEUU, “el poder corrompe. El poder absoluto parece muy limpio”.

- Grandes corporaciones. En 2007, el PIB mundial fue de 47 B $. Las ventas de las 250 principales empresas fue de 14’87 B $, un tercio del PIB mundial. Las de las cinco mayores (Wal-Mart, ExxonMobil, Shell, BP, GM) fue de 1’5 B $, una cifra superior al PIB de todas las naciones con excepción de siete. De las economías más poderosas (PIB o ventas de más de 50.000 M $), que son 166, 60 son países y 106 empresas: 53 en Europa, 38 en Estados Unidos, 8 en Japón. Las 2.000 compañías más grandes del mundo venden conjuntamente por 27 B $ y poseen activos de 107 B $ (según McKinsey, el volumen de activos negociados en el mundo es de 140 B $). Concentración: si en 1983, las 500 mayores compañías suponían el 15% del PIB global, 25 años más tarde se ha más que duplicado hasta casi el 40%. Un poder extraordinariamente concentrado.

-los estudios de Gallup demuestran que más del 70% de los profesionales están “desenganchados” de las organizaciones para las que trabajan, con consecuencias evidentes para la productividad, absentismo, calidad, rentabilidad, etc. Omar divide las actividades humanas en “técnicas” y “de crecimiento”. Las empresas abusan de lo técnico y no se dedican lo suficiente a que las personas crezcan.

DATOS MACROECONOMICOS RECOGIDOS EN EL MISMO LIBRO DE ROBTHKOPF.

Hace un siglo, la desproporción entre países ricos y pobres era de 9 a 1. Ahora es de 100 a 1. El PIB per capita de Luxemburgo es 267 veces el de Guinea-Bissau (en los 70, la proporción entre EEUU y Bangladesh era de 88 a 1). El coeficiente Gini de mundo es 65, según Milanovic en La era de las desigualdades.

Es también la desigualdad de la suerte: en EEUU, hay menos de un 2% de probabilidad de que una persona cuyos padres están en el 60% inferior de renta termine en el 5% superior. Los estadounidense nacidos de padres en el 20% inferior tienen un 40% de probabilidad de permanecer en ese nivel (Tom Herz, American University). Y en Europa, la movilidad es menor.

Retribución de la Alta Dirección: en EEUU, la remuneración del Consejero Delegado ha crecido más de 4 veces desde 1993 y es 364 veces el sueldo de un empleado medio (10 veces la proporción de finales de los 70). Será por la escasez del talento directivo, por las comisiones de retribuciones de los consejos (llamadas por Warren Buffet en alguna ocasión, “obedientes perritos falderos”), por la conexión entre los propios ejecutivos…

El poder, siempre según Rothkopf, proviene de la ambición (y en su caso, de la codicia) y de la inercia. Es el poder de los apellidos, de las instituciones, del dinero (en el primer trimestre de 2007, el principal donante con más de 500.000 $ en contribuciones a campañas presidenciales en EEUU fue… Goldman Sachs. Los 9 siguientes: UBS, Credit Suisse, Merrill Lynch, Morgan Stanley, Lehman Brothers, Bear Stearns y dos fondos), de la política, de la fuerza (militar) o de las redes (tejido conectivo).

Miguel dijo...

Por completar a Pablo, no está mal el blog de Rothkopf en Foreign Policy
http://rothkopf.foreignpolicy.com/
salud

Imanol dijo...

Pablo, Miguel, gracias por ampliar la información. Durante las movilizaciones de 1999 en Seattle un grupo de manifestantes portaba una pancarta que decía que para combatir el globalitarismo hay que empezar por usar la misma estrategia que para combatir a los vampiros: la luz.