sábado, 15 de agosto de 2020

Coto Negro, Cervunal, Alto Prieto y Canchas de Ojeda

Esta mañana he salido a las 8:40 h. de la zona de aparcamiento de Pino Llano (1.341 m.) en dirección al Valle de Lamas, por cuyas empinadas rampas he subido hasta el collado de Alto Madrona (1.903 m.), entre las cumbres de Coto Blanco y Coto Negro, a donde he llegado a las 8:50 h. Desde el collado me he dirigido al cercano Coto Negro (1.958 m., llegada a las 9:00 h.). Una breve parada para comer algo de fruta y he cogido el cordal que pasa por el Cervunal (2.032 m. / 9:25 h.), el Alto Prieto o Alto de Valdenievas (2.014 m. / 9: 45 h.), para finalizar en las Canchas de Ojeda (2.199 m. / 10:45 h.). De continuar por el cordal se llegaría hasta los Altos del Vés. He regresado por el mismo camino, bordeando las cimas de Cervunal y Coto Negro. He llegado a Pino Llano a las 12:15 h.

Se trata de una travesía exigente físicamente, pero que no presenta ninguna dificultad técnica. Tampoco problemas de orientación, aunque buena parte del camino hay que adivinarlo entre manchas de escoba y pedregales. Desde la cima de Canchas de Ojeda tenemos, seguramente, la panorámica más completa de todo el Alto Carrión. Y en un día como hoy, con los lugares más visitados de la montaña repletos de gente (alguien ha comentado que en la cima del Curavacas han coincidido más de cuarenta personas), la sensación de soledad es absoluta. Que no me he encontrado con nadie, vaya...

Entrando al Valle de Lamas.

 

Al fondo se aprecia el collado de Alto Madrona, entre el Coto Negro (izda.) y el Coto Blanco (dcha.).

  

 Llegando al collado asoma el Curavacas.

 

 El Coto Blanco desde el collado.

 

 Ahí abajo queda Pino Llano.

 

Espigüete desde el collado de Alto Madrona.
 
 Hacia el Coto Negro.
 
 Cervunal, desde la cumbre del Coto Negro
 
Rampa herbosa hacia el Cervunal.
Las Amondas, Peña María y Peña de la Dehesa, desde la cumbre del Cervunal.
Coto Negro y Coto Blanco desde el Cervunal.

Hoya Contina, Curruquilla, Curavacas y valle de Valdenievas, que acaba en Vidrieros.
Alto Prieto (o Alto de Valdenievas) y Canchas de Ojeda, desde el Cervunal.
Cumbre de Alto Prieto y Canchas de Ojeda, siguiente destino.

Canchas de Ojeda desde la cumbre de Alto Prieto.
Coto Blanco desde Alto Prieto.
Valle de Valdenievas.
La subida a las Canchas de Ojeda hay que trabajársela, entre escobas y pedrizas.
Cima de Canchas de Ojeda.
Hoya Contina, Curruquilla y Curavacas.
Coto Blanco, desde las Canchas de Ojeda.
Panorámica desde la cumbre: toda la alta Montaña Palentina, entre el Espigüete (izda.) y el Curavacas (dcha.).

 El Espigüete transformado en volcán.

Toca regresar hasta el collado Alto Madrona, bajo el Coto Blanco.
Para llegar al Alto Prieto hay que volver a superar un auténtico mar de escobas (retama).
El Cervunal lo bordeo por la derecha.
Camino por un auténtico mar de hierba, mecida por el viento. ¿Puede que se llame Cervunal por la abundancia de esta hierba cerbuna?

Bordeo también Coto Negro para llegar al collado.

 Collado Alto Madrona.

Ya solo queda descender hasta Pino Llano.

Panorámica desde la parte baja del valle de Lamas: de izquierda a derecha, Cervunal, Coto Negro, collado Ato Madrona y Coto Blanco.


viernes, 14 de agosto de 2020

La Tuda y Alto de Arbillos

Esta mañana hemos salido de Otero de Guardo (1.159 m.) a las 9:15 h. con la intención se subir hasta La Tuda o Peña de Orvillo (1.964 m.) y el Alto de Arbillos (1.978 m.). Éramos un buen grupo: Naia, Irati, Inés, Maite, Garbi, Josean, Fernando y yo. Si seguimos así acabamos organizando un grupo de montaña en el pueblo. Como en otras ocasiones, la ruta está perfectamente explicada en la guía de David Villegas y Vidal Rioja Ascensiones en la Montaña Palentina. Puede verse el relato de una ascensión anterior AQUÍ.

Saliendo de Otero, desde el frontón, por una pista de cemento entre árboles y muretes de piedra.
  
Se asciende dejando siempre a la derecha un cantarín arroyo. También a la derecha dejaremos las dos últimas (y más elevadas) edificaciones del pueblo. Tras vadear el arroyo el paisaje se ensancha y ya está La Tuda a la vista.
 
Mirada hacia atrás, con el embalse de Compuerto, la Sierra del Brezo y las Peñas Mayores de Guardo y Velilla.
 
El camino es a ratos confuso, sobre todo cuando se adentra por un terreno de brezales cerrados (fotos en el descenso) a partir de un collado donde se nos aparecen de frente Espigüete y Curavacas; pero con un poco de atención no hay problema.
El grupo llegando a la cima de La Tuda, coronada por los espectaculares "tios pinaos", cuatro torres de piedra cuyo origen no he podido descubrir.

Cumbre de La Tuda y sus "tíos pinaos". Hemos llegado a las 11:15 h. Utilizo una fotografía tomada en una ascensión anterior. En la mayoría de las fotos que he sacado hoy aparecen (contentas y contentos por la ascensión pero un poco quejicas por los arañazos en las piernas al atravesar los brezos) mis compañeras y compañeros de excursión y, aunque salen bien guapas y guapos en las fotos, no es cosa de vulnerar su derecho a la propia imagen.

Por cierto, Mikel nos apostó (no recuerdo qué: ¿una cena para todas donde Tere, Mikel?) que no llegaríamos: él lo ha intentado dos veces este mes y se ha quedado atrapado entre las escobas y los brezos. Pues eso...

 

En el horizonte asoman los Picos de Europa.

 Espigüete y Curavacas.

 Embalse y pueblo de Riaño.

Alto de Arbillos, desde La Tuda. Hay que descender hasta el amplio collado de Arbillos.

Bajando, otra torre de piedras.

Omito la foto de la cumbre del Alto de Arbillos, por lo anteriormente dicho. Hemos salido de La Tuda a las 11:40 y hemos llegado a Arbillos a las 12:10 h.

El descenso lo hemos hecho por el mismo camino.

 
Ya se ve Otero.
La Tuda, con su característico "cráter" (en realidad son tres, en otras tantas vertientes de la montaña). En la guía de Villegas y Rioja se indica la posibilidad de que esta singular formación tenga que ver con la práctica minera que los antiguos romanos denominaban ruina montium, cuyo ejemplo más espectacular son Las Médulas.

 

 Llegando a Otero hemos cedido el paso a una tranquila víbora.


Hemos llegado a los coches a las 13:50. En total hemos hecho unos 15 km y un desnivel acumulado de unos 830 m.