sábado, 23 de enero de 2010

A la sombra de un león

En medio de tanto follón sobre derechos de autor, modelos de negocio, entidades de gestión, peluquerías, descargas, cánones... ¿olvidaremos lo importante?
Lo maravillosa que es la música. Y lo importantes que son los creadores.
Gracias, Sabina (y Ana).

video

jueves, 21 de enero de 2010

Aquí no cabemos todos.

"¡Aquí no cabemos todos!".

La banalidad elevada a la categoría de programa político, casi de visión del mundo.
La balsa de la Medusa como horizonte. Sálvese quien pueda, siempre que quienes podamos seamos nosotros.

Claro que aquí no cabemos todos. Ni aquí, ni allá, ni acullá. Así dicho... Todos no cabemos en ningún sitio concreto.
Pero, ¿de verdad están aquí "todos"? ¿Y de qué "aquí" hablamos?
¿Y por qué se dice "aquí no cabemos todos" cuando en realidad se está diciendo "aquí no caben todos ellos"?
Los ajustadores con fronteras recurren al tiralíneas con el fin de trazar a conveniencia espacios limitados donde, ¡cómo no!, nunca cabremos todos.


Pero, una vez proclamada esta inmensa banalidad -"¡Aquí no cabemos todos"!- e incluso si fuese cierta -que no lo es- la cuestión que seguiría en pie: ¿y no deberíamos apretarnos un poco?






miércoles, 20 de enero de 2010

Comparaciones odiosas

No tengo ninguna duda de que el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, se siente igualmente afectado que yo mismo o que la inmensa mayoría de las personas por la tragedia de Haití. Pero sus declaraciones comparando las consecuencias del terremoto con nuestra "pobreza espiritual" fueron absolutamente desafortunadas.
Como fue desafortunada su explicación de que los medios había distorsionado su respuesta en clave teológica a una pregunta también de índole teológica. ¿Preguntas de orden teológico en la SER? Ni tampoco en la COPE. El lenguaje de los medios de comunicación es otro. Debería saberlo.

Tampoco dudo de que el presidente de los empresarios alaveses siente profundamente el drama que sufre la población haitiana. Pero la ha cagado plenamente al declarar que la crisis en Álava dejará secuelas «como las del terremoto de Haití».

Sin embargo, estoy seguro de que sus declaraciones no van a tener el mismo eco ni van a generar las mismas críticas que las igualmente cuestionables de monseñor Munilla. "Es una falta de sensibilidad y respeto hacia los que sufren ahora mismo", ha criticado con razón el responsable de UGT en Álava. Pero la cosa no irá mucho más allá.

La secularización no afecta al dios Mammon. Se convocan consultas contra los minaretes, pero las nuevas torres del orgullo capitalista se alzan en nuestras ciudades como edificios emblemáticos.
Somos capitalistas sociológicos.
Es lo que hay.

martes, 19 de enero de 2010

Tertulia en La Hacería

Esta tarde-noche, en La Hacería, tertulia sobre propiedad intelectual, derechos de autor, descargas, redes P2P...
Juan Zubillaga ha hecho una primera intervención. Muy crítico con la última disposición del Gobierno, pero argumentando y escuchando. A continuación, intervenciones de muy distinto tipo, algunos acuerdos y muchos desacuerdos, pero sin descalificaciones gratuitas ni rayas trazadas en la arena con el fin de distinguir nítidamente a buenos de malos.

Al volver a casa escucho en la radio la noticia de que la Comisión Nacional de la Competencia ha hecho público un Informe sobre la gestión colectiva de derechos de propiedad intelectual, en el que se pide la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual con el fin de mejorar el funcionamiento de las entidades de gestión de derechos de autor.

¡Si las de La Hacería fueran las formas del debate que al respecto se hace en los medios o en la política española...!

lunes, 18 de enero de 2010

Los vigías de Occidente

El FBI ha confirmado es que el retrato robot de un Osama bin Laden envejecido se basa en una imagen electoral de Gaspar Llamazares.

El retrato robot figuró durante horas - posteriormente fue retirada- en la página oficial del programa Rewards for Justice, iniciativa de la oficina de Seguridad Diplomática del Departamento de Estado de EEUU para conseguir pistas que puedan conducir a la captura de terroristas a cambio de diversas cantidades de dinero.
Esta es la explicación ofrecida por el FBI: "Nuestros artistas forenses tienen una amplia variedad de rasgos genéricos de la cara -ojos, tipos de pelo, etcétera- que pueden elegir del programa que usamos para crear estas imágenes simuladas. Por alguna razón un técnico en particular no estaba satisfecho con el pelo que ofrecía el programa, y por iniciativa propia decidió acudir a las imágenes de Google [...] Lo que hizo el artista forense es completamente irregular. Está completamente fuera del proceso establecido que se 'robe' un rasgo de una imagen pública en su totalidad".



Yo que Llamazares le metía un puro al FBI por violación de copyright.
Si el Departamento de Justicia de EE.UU. considera "justa" la multa de 1,92 millones de dólares impuesta a una mujer por descargarse 24 canciones, ¿a cuánto ascendería la multa por descargarse de Internet la frente y el pelo de un político español con el fin de "envejecer" al buscadísimo bin Laden?