lunes, 22 de abril de 2019

Pico de las Guadañas

Anuncian mal tiempo para los próximos días: incluso nieve. Lo cual, para mi gusto, sería fenomenal.
La verdad es que las temperaturas van cayendo.
Esta mañana me he acercado a Cardaño de Arriba con la intención de ascender, desde ahí, al Pico de las Guadañas (2.248 mts.).


Al inicio del sendero, el arroyo que recoge las aguas de los valles de Valcabe y de Las Lomas baja rebosante y bullicioso.

 

Cruzando el puente sobre el Valcabe, tomo la dirección al Pico Murcia. Pero en cuanto aparece ante mis ojos, cubierta hoy su cima por la niebla, giro a la derecha para pegarme al arroyo Hontanillas y afrontar la primera de las empinadas cuestas de hoy.

 




Por el camino disfruto de algunas de las pequeñas joyas de la flora de montaña. Igual me equivoco, pero tras consultar diversas guías las dos últimas (la primera no consigo identificarla) podrían ser estas: Merendera montana o Quitameriendas y Narcissus asturiensis, endémica de la Cordillera Cantábrica.

 
 

 
 

 
 

Rondando los 1.900 metros encuentro nieve. Para ascender con seguridad algunas palas demasiado inclinadas, mejor usar los crampones.

 
 

En las crestas los rebecos no me quitan el ojo de encima. Cuando me acerco escapan con envidiable agilidad.

 
 
 
 
 
 

Desde el collado cercano a la cima del Coto Redondo (2.107 mts.) aparecen de frente Pico Murcia y Peñas Malas. A la derecha, Pico de las Guadañas y Pico Cebolleda. Ya falta menos.



Imposible acceder al collado de Hontanillas  o Alto del Camino a Cardaño (2.143 mts.): lo impide un murallón de nieve formado por el viento que sopla desde la vertiente cantábrica. Así que enfilo directamente la cumbre del Guadañas.



 Desde la cumbre, perspectiva hacia Peñas Malas y Murcia.


Perspectiva hacia Cebolleda, Pico Cuartas y Las Lomas, estos dos cubiertos por la niebla.


La niebla cubre también Picos de Europa, que en un día despejado son perfectamente visibles desde aquí.


Ya solo queda disfrutar de la bajada.Mañana, ya veremos.



sábado, 20 de abril de 2019

Alto del Tejo

El día ha amanecido frío, pero AEMET y los pájaros (piando bulliciosamente desde las 6 de la mañana) anunciaban buen día. Así que me he encaminado hacia el Alto del Tejo (2.002 m.).




La subida desde Puente Agudín es sencilla, pero empinada. Las vistas son espectaculares.

Pico Murcia

Crestería desde el Pico Murcia hasta el Pico Las Lomas

Espigüete

Espigüete y Murcia

Desde la cumbre, asomando el Espigüete


Panorámica desde la cumbre: del Espigüete (izquierda) al Curavacas (derecha).


Mientras subía he podido sacar esta foto: ciervas corriendo por los Campos Cimeros y al fondo Alba de los Cardaños.



También he visto algunas ciervas en lo alto, entre las peñas. Terreno mucho más adecuado para los rebecos: los había en cantidad.













 

Por el Curavacas entraban nubes. Para los próximos días anuncian nieve. Ya veremos.