domingo, 14 de junio de 2009

Sobre ETA, contra ETA


PÚBLICO presentaba hoy una portada esperanzadora: "La mayoría de Batasuna reclama que ETA deje las armas". En el interior un amplio reportaje alimentaba esa esperanza.
Sin embargo, la lectura de EL PAÍS volvía a poner las cosas donde siempre han estado. Coincidiendo con PÚBLICO en que "Otegi quiere lanzar a bombo y platillo su polo soberanista sin violencia", un preocupante titular advertía: "Los mediadores internacionales alertan de que ETA opta por la 'extrema dureza'".
Este va a ser siempre el problema de una reflexión sobre la violencia realizada en términos puramente estratégicos, como los que parece están guiando a Batasuna: las "acciones armadas" ya no surten el efecto deseado.
Una constatación así lo mismo puede alimentar la crítica de la violencia que su glorificación y la consecuente apuesta por acciones mucho más duras. Para que surtan "el efecto deseado".
El reportaje de PÚBLICO entresaca el siguiente ladillo: "El debate avanza respetando todas las sensibilidades", dicen en Batasuna.
Respetando todas las sensibilidades. Incluidas las de aquellos que consideran que acaso las "acciones armadas" ya no surten el efecto deseado porque no se está "dando" -jo ta ke irabazi arte- adecuadamente. O tal vez incluso porque está fallando la "explicación" de esas "acciones armadas".
Sensibilidades, dicen.

1 comentario:

Ha.Koloma.J. dijo...

Hola, nuevo blog esfera socialista