jueves, 18 de junio de 2009

La liberación de Euskadi y el obrero búlgaro

Los de la kale borrika, en su empeño por liberarnos de nosotros mismos, han decidido que la mejor forma de parar las obras del Tren de Alta Velocidad es dar fuego al coche particular de un obrero de origen búlgaro contratado por una de las empresas constructoras.
En Mondragón tenia que ser. Tal vez el mismo chivato que apuntó a Isaías es el que ahora ha apuntado a este trabajador.
Arnaldo Otegi, de quien tanto se espera, ha declarado a este respecto: "Me parece que un trabajador búlgaro tampoco tendría excesiva responsabilidad en un macroproyecto de ese tipo, pero como no conozco los datos ni sé quién lo ha hecho ni por qué lo ha hecho, voy a mantener una cierta prudencia". Y se ha quedado tan ancho.

3 comentarios:

Alain Coloma dijo...

Eso si, de lo que va hacer Alberto Surio y compañía tampoco tenía datos pero imprudente ha sido un rato y no se a cortado en mostrar su opinión....

Imanol dijo...

Muy cierto, Alain. Su doble moral es espantosa.

Caperucita Coja dijo...

Yo desde Filadelfia me acabo de enterar del atentado. Isabel Celaa ha pedido en el Araba Euskaraz que en las aulas se respire el respeto a las v'ictimas. La prueba de que la infeccion que nos aqueja es mortal es que mi primera reaccion ante una peticion tan de sentido com'un ha sido pensar que es "revolucionaria". En fin, un saludo a todos desde la ciudad del amor fraterno..........

Melania