domingo, 24 de enero de 2010

La banalidad del mal (racista)

“El camino que llevó a Auschwitz se construyó con el odio, pero se pavimentó con la indiferencia” [Ian Kershaw]

El miércoles pasado recibí un correo electrónico con el mensaje que reproduzco más abajo. Era el típico correo que uno recibe y lo reenvía a cuatro o cinco colegas, que a su vez lo reenvían a sus amistades. Quiero creer que quienes así han actuado no se han parado a pensar en el contenido del mensaje en cuestión. Tal vez han encontrado "ingeniosa" la analogía entre los pájaros y los inmigrantes, aunque maldita la gracia... Espero y deseo que sea algo de esto y que no compartan lo que el mensaje dice. Porque es un mensaje directamente racista.
No es la primera vez que me llegan mensajes parecidos. Pero si es la primera vez que me he decidido a responder a todos los correos que figuraban como remitentes en este caso. Esta ha sido mi respuesta:

Arratsaldeon. En relación a ese mensaje sobre los pájaros y los inmigrantes, quien lo firma está claro que:

1. Nunca ha puesto en su jardín un comedero para pájaros. No tiene ni idea de cómo va la cosa.
2. No tiene ni idea de cómo va el asunto de la inmigración en Euskadi y en España. Por decirlo en dos palabras: los inmigrantes -todos, legales o no- aportan mucho más de lo que reciben. Es así, no hay duda, los datos son inapelables. Es facilisimo informarse al respecto: solo hace falta querer hacerlo. Pero hay demasiada gente en este país (de los de "aquí" de toda la vida) que además de gorrones, de aprovecharse de los inmigrantes, son unos desagradecidos.
3. No será un "imbécil que grita contra la violación de los derechos civiles", eso seguro; pero está claro que se trata de un imbécil que grita a favor de la violación de los derechos civiles: o sea, un imbécil xenófobo.

Lo único bueno que cabe hacer con mensajes así es no reenviarlos. Para cortar la epidemia de imbecilidad xenófoba.

Hace tiempo me compré un comedero para pájaros. Lo colgué en el porche de mi jardín y lo llené degranos y semillas. Era en verdad un bonito comedero y era un espectáculo ver a los pajaritos de cerca. Al cabo de una semana eran ya centenares los pájaros que se aprovechaban del aprovisionamiento constante de comida gratuita y disponible sin ninguna dificultad. Luego los pájaros empezaron a hacer sus nidos bajo el porche, en la parra, cerca de la barbacoa, e incluso sobre la mesa. A continuación vino la caca. Estaba por todas partes. Sobre las baldosas del porche, sobre las sillas, sobre la mesa... ¡en todo! Después algunos pájaros empezaron a ser agresivos. Se lanzaban sobre mí e intentaban picotearme a pesar de ser yo quien les alimentaba pagando de mi bolsillo. Otros eran ruidosos y prepotentes. Se apalancaban sobre el comedero piando y trinando a todas horas, noche y día, para recordarme que rellenara el comedero si la comida escaseaba. Al cabo de cierto tiempo no conseguía ni siquiera poder sentarme en mi propio porche. Por lo que decidí quitar el bonito comedero y en tres días los pájaros desaparecieron de mi jardín. Hice limpieza y puse todo en orden, eliminando incluso todos los nidos del porche. Muy pronto mi porche volvió a ser aquello que siempre había sido: un lugar tranquilo y sereno, sin ningún alborotador reclamando "el derecho a comida gratis".
Ahora, reflexionemos.
Nosotros hemos obtenido con nuestro trabajo y con nuestros sacrificios un sistema con muchos derechos y ventajas sociales: sanidad pública gratuita, escuelas gratuitas, facilidades económicas para los menos favorecidos,viviendas populares a precios muy bajos; y permitimos a quien quiera que nazca aquí ser automáticamente ciudadano de nuestro País. Luego llegaron los emigrantes ilegales a centenares de miles, que gozan de las mismas ventajas. Para pagar los mayores gastos nosotros debemos pagar mayores impuestos. Las viviendas populares son ocupadas por la fuerza y nadie paga su alquiler. Si tenéis que ir a un servicio de urgencias de hospital, deberéis esperar horas para ser visitados porque dichos servicios están invadidos por extra comunitarios. Vuestro hijo en la escuela de párvulos podrá tener problemas a la hora de comer porque el comedor estará condicionado por absurdas imposiciones religiosas en los menús. Se eliminarán todos los crucifijos y no se celebrará la Navidad para "no herir la sensibilidad" de los extranjeros, sin ningún respeto por la nuestra. ¡Que es la sensibilidad de los dueños de la casa! La criminalidad crece, y la que se ceba contra la gente débil y común (nosotros) en un 75% de los casos es obra del 10% de la población (los extranjeros); mientras que las cárceles están tan llenas que los delincuentes, con la inestimable ayuda de una Justicia perezosa e ineficaz, son puestos en circulación casi enseguida, por lo que recomienzan de nuevo a hacer robos y asaltos.
Y si se busca la forma de frenar esta calamidad he aquí que se alzan las voces de protesta de muchos imbéciles que gritan contra la violación de los derechos civiles (de los "otros", porque nuestros derechos les importan un bledo a esos mismos imbéciles). Y ahora nos quieren poner la jubilacion a los 70 y bajar las ayudas a los pensionistas.
Es sólo mi opinión pero quizás haya llegado el momento para nuestro Gobierno de quitar el comedero de pájaros y hacer limpieza. Si estáis de acuerdo haced circular este mail. Si no estáis de acuerdo, continuad limpiando la caca...




4 comentarios:

JaviC dijo...

Aupa Imanol, si es lamentable de verdad el "cuentecillo", aún es más lamentable que haya personas que lo hagan circular, -aúnque tiene de bueno que te permite identificar a los imbéciles que te rodean-.

El sistema, el sistema es el problema; la economía, una ciencia que parte de postulados falsos: los recursos de la tierra son inagotables y el crecimiento imprescindible.
La economía ortodoxa, autista en lo científico y endogámica en lo académico.

Un abrazo. Javi

elisa s. dijo...

Un alarde a la ignorancia resulta ese correo. Hay quienes ignoran que todo eso que hemos conseguido con "nuestro esfuerzo" lo hemos conseguido gracias a las ayudas de otros países solidarios con nosostros y también ignoran que una gran parte del mérito en el hecho de que ahora disfrutemos de una mejor calidad de vida tiene que ver con los y las inmigrantes; cuidadores pacientes de nuestros mayores y de nuestros hijos, empleados en nuestro hogar que nos permiten trabajar fuera y realizarnos, luchadores que harán lo que sea (como cualquiera) por mejorar la vida de sus hijos, aún a costa de tener que irse a otro país a que les insulten de esta manera.

Tutto dijo...

Imanol,

Muy buena entrada.

Son mantras que de tantos repetirlos se quedan en la mente de la gente, cuando si de verdad se conocieran todos los datos del uso y el abuso del estado del bienestar, muchos se quedarían ojipláticos.

Pena que no tengamos a mano esos datos para "restregarlos" por la cara de alguno que ha visto ahora la "luz" y que con sus actitud y su discurso está haciéndole la alfombra roja a la ultraderecha.

Salu2

Dori dijo...

A ver Imanol, claro que he pensado en el contenido del mensaje. Es más , por eso te lo he pasado. Porque sé que tú estás capacitado para poder responder como se merece a este personajillo. Yo desde luego no lo he encontrado nada ingenioso y sí todo lo contrario: indignante, barriobajero y racista; y creo que el que me lo ha pasado a mí, piensa igual que yo. Es mi buen amigo Emilio y le conozco muy bien. Y desde luego no comparto nada el contenido del mensaje este. Como tu bien sabes en mi trabajo el 60% de la plantilla es extranjera y estoy orgulloso de ello. Y son tratados como uno más. Y soy un afortunado por poder compartir con ellos su cultura y sus vivencias. Y claro, cómo no, les intento ayudar en todo lo que está en mis manos, y un poco más. Son muy majos y sobre todo muy humildes.
En cuanto a lo de no reenviarlo no estoy de acuerdo contigo. La censura se acabó con el franquismo, pensaba yo. Y este mensaje en concreto pienso yo que es mejor reeviarlo. Para ver lo que piensa una minoría en este país. De hecho en tu blog veo que la gente está con nosotros y no piensan como este xenófobo. Que no tiene cerebro y se cree superior a los extranjeros. En cuanto a JaviC, lo primero me voy a presentar: soy “Sama”. Bueno, dejo claro porque reenvié este mensaje. En cuanto a lo de “te permite identificar a los imbéciles que te rodean”, Imanol a mi me tiene identificado hace tiempo, y no creo que me tenga por un imbécil. Yo cuando me levanto por las mañanas me miro al espejo y veo reflejado a una persona que no es ni racista ni imbécil. Y claro que tengo mis fallos pero no son éstos por suerte. JaviC, ahora te toca a ti mirarte al espejo porque yo lo que nunca hago es insultar a una persona sin conocerla. Bueno, y perdonarme, solo tengo EGB. Y no sé explicarme como vosotros. Lo siento, soy de tornillos, herramientas y maquinas. O sea, un manitas. Pero bien valorado. Un saludo