sábado, 4 de abril de 2009

Tipos de conversador

Esta mañana he pasado con mi hija por la librería Cámara [http://www.libreriacamara.com/pub/cam/asp/cam_pub__bus.asp] [http://www.facebook.com/people/Libreria-Camara/1333770724] y no he podido resistirme a comprar, junto a un par de libros de Geronimo Stilton, el último trabajo de Jorge Wagensberg titulado Yo, lo superfluo y el error (Editorial Tusquets, colección Metatemas, abril 2009). Wagensberg, profesor de Física en la Universidad de Barcelona, es una persona que transita con pasmosa facilidad entre los espacios de las ciencias duras y los de la reflexión filosófica, política o artística. De hecho, este último libro nace, como él mismo señala en el prólogo, de la "voluntad de habitar la frontera entre ciencia y literatura".
De un libro anterior de Wagensberg (Si la naturaleza es la respuesta, ¿cuál era la pregunta?, Tusquets, 2002, pp. 105-106) reproduzco esta sugerente tipología de conversadores:

El conversador prepotente tiende a usar su turno para decir "¿Y?" (con un leve golpe de hombro y mirada desenfocada.
El conversador ironicoentusiasta tiende a usar su turno para decir "¿Ah sí?" (con un gesto similar a un estornudo y ojos muy abiertos).
El conversador escéptico tiende a usar su turno para decir "No creas, no creas..." (con solemne balanceo de la cabeza y ojos semicerrados).
El conversador incomprendido tiende a retener su turno con historias demasiado largas (con habilidad para superar cualquier intento de interrupción).
El conversador pelmazo tiende a iniciar su turno con "Mira, yo siempre he sido una persona que..." (como si soplara la sopa caliente y sin mirar a los ojos).
El conversador crítico tiende a iniciar su turno con un "Si, pero..." (con una supuesta sonrisa y ladeando la cabeza).
El conversador resabiado tiende a usar su turno con un "estas cosas siempre han sido así..." (mira a su interlocutor con sorpresa, como si éste se acabara de caer de un árbol).
El conversador eco tiende a repetir las últimas cinco palabras de su interlocutor cambiando la afirmación por pregunta, y viceversa (para ganar tiempo).
El conversador ausente tiende a usar su turno para preguntar "¿En qué sentido?" (a veces tarda mucho en ser descubierto).
Que Uds. lo conversen bien.

3 comentarios:

Txetxu Barandiarán dijo...

Veo que todavía sigues necesitado de un poco de formación en temas prácticos como los hiperenlaces.
El miércoles es posible que celebremos una sesión al mediodía así que ya sabes donde llamar para apuntarte....
Del contenido amén.

Imanol dijo...

Me encantaria, pero el miércoles espero estar trepando por la montaña. En todo caso, espero esas lecciones. Un abrazote.

Txetxu Barandiarán dijo...

¡Qué rápido te echas al monte!
Que dicen que ya no hace falta, que el clima va a cambiar...
¡Disfrútalo e intentamos cerrarlas para la vuelta!