lunes, 24 de agosto de 2009

Golondrinas del Este


Hoy ha vuelto ha casa Nastia, nuestra golondrina de Ucrania.
Con ella lo han hecho los tres centenares de niñas y niños de Chernobil que han pasado dos meses del verano con casi otras tantas familias vascas.
Como las golondrinas, llegan a finales de junio y vuelan de regreso cuando está a punto de finalizar agosto. Sin ellas y ellos los veranos no serían lo mismo.

Es admirable el trabajo que desde 1996 viene realizando la Asociación Chernobil Elkartea para que estas estancias sean posibles.

En dos palabras: solidaridad internacional.

1 comentario:

asociacion CHERNOBIL elkartea dijo...

Gracias Imanol, de parte de toda la Asociación.