martes, 24 de marzo de 2009

Nada más actual que un periódico de 1777

El Ministerio de Cultura ha impulsado la creación de la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica [http://prensahistorica.mcu.es/].
Hoy me tocaba hacer una pregunta oral en el Pleno del Senado al Sr. Ministro de Cultura sobre esta cuestión, en concreto, sobre la valoración que hace el Gobierno de ese proyecto de digitalización de prensa histórica.
Por si fuera de algún interés, reproduzco aquí el texto que me ha servido para introducir la pregunta. Lo que sí es interesante es consultar la Biblioteca y, en concreto, el periódico al que hago referencia.

Es bien conocida esa frase que dice que no hay nada más viejo que el periódico del día anterior. Este aserto pierde plausibilidad cuando leemos las páginas del periódico LA PENSATRIZ SALMANTINA, publicado en marzo de 1777 por Escolástica Hurtado. Heredera del mejor espíritu de la Ilustración, años antes de que la Revolución francesa extendiera el ideal de la igualdad, esta pionera reivindicaba el derecho de las mujeres a publicar sus opiniones, trabando combate dialéctico con aquellos que pensaban, y eran aplastante mayoría, que las mujeres no estaban capacitadas para tener opiniones propias y mucho menos para expresarlas en un periódico.
Así protestaba ante esta idea generalizada entre los varones de la época: "Fuerte cosa es, que las Prensas sólo han de sudar debaxo de las pelucas! Como si los Abanicos no fueran capaces de hacerlas gemir con ayre y darles una buena mano de molde. No hay forma de meter en la cabeza a los Sombreros, que las Piochas también tienen sus luces y sus pensamientos altos".
Con esa referencia a las piochas, joyas que usaban las mujeres para adornar sus cabezas, reivindicaba esta enérgica mujer su capacidad igual a la de los varones. Y más adelante, con esclarecedora ironía, escribía lo siguiente: “Prosigan Vds. Leyendo, y verán dentro de poco, el gran favor que nos hace a las pobrecitas Mugeres cierto Abate à la dernier al probar, no menos que con la Santa Escritura, la Conclusión de que las mujeres no tenemos alma racional, ni somos de la especie humana. Aserción a que casi me iba inclinando, pues huvo Muger que concibiese a aquel bruto”.
A la vista de esto no sé si será cierto que no hay nada más viejo que el periódico del día anterior; lo que sí se es que no hay nada más actual que ese diario salmantino de 1777 en cuyas páginas se plasmaba una batalla por la igualdad entre mujeres y hombres que aún hoy sigue abierta.
Hablamos de un periódico que los investigadores habían considerado desaparecido durante años hasta que en 2004, se descubrió la existencia de un ejemplar en la Biblioteca Pública de Cáceres. Cuando una investigadora, catedrática de Literatura Española, acudió para consultar el precioso texto, esto es lo que cuenta: “Como por razones de conservación la Biblioteca no permite hacer fotocopias de ejemplares antiguos y tampoco dispone de un servicio de reprografía, gracias a los buenos oficios de un profesional acreditado para ello pude disponer pronto de una copia”.
Pues bien: La pensatriz salmantina es la publicación más antigua de todas las que hoy son accesibles en la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica, un monumental proyecto de digitalización impulsado por el Ministerio de Cultura en colaboración con las Comunidades Autónomas y con diversas instituciones de carácter científico o cultural como ateneos, fundaciones, universidades o empresas periodísticas.
La Biblioteca, que puede consultarse en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado y en inglés, pone a disposición de todos lo que antes sólo estaba al alcance, y no sin dificultades, de investigadores y especialistas: 4 millones de páginas procedentes de casi 2.000 cabeceras de periódicos publicados en 140 localidades españolas de 16 comunidades autónomas a lo largo de los últimos dos siglos. También se han digitalizado casi 90.000 páginas del archivo del Partido Comunista de España, que corresponden al período comprendido entre 1932 y 1976 y a 244 cabeceras publicadas en España, Argelia, Francia, Italia, Marruecos, Méjico, Rusia, Venezuela, etc.
Persiguiendo dos objetivos fundamentales, preservar unos materiales bibliográficos que, por la propia naturaleza del soporte, se encuentran en peligro de desaparición y, difundirlos universalmente, iniciativas como la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica coinciden plenamente con la sensibilidad expresada por el escritor John Berger cuando escribe: "La memoria entraña un acto de redención. Lo que se recuerda ha sido salvado de la nada. Lo que se olvida ha quedado abandonado".

2 comentarios:

elisa s. dijo...

Emocionante escuchar intervenciones en el Pleno del Senado como la que tuvo lugar en la tarde de ayer. Emocionante que un politico se prepare una pregunta con el interes con el que tu lo has hecho. Emocionante que haya politicos capaces de tomar la palabra y detener nuestro tiempo por un instante. Gracias.

Imanol dijo...

No, muchas gracias a ti por tus amables palabras. Yo soy el emocionado. De verdad.